Herramientas para la Capacitación de Personal

Puedes contar con instalaciones de primer nivel, personal experimentado, sistemas tecnológicos de punta, el mejor clima laboral y recursos económicos ilimitados, pero si el talento humano no recibe capacitación para competir según las necesidades del mercado, lo más probable es que tu empresa no se sostenga por mucho tiempo.

Ya no basta con tener la misión, visión y objetivos claros ni que el cuerpo de directivos esté 100%  comprometido con la compañía; en el actual contexto de competencia, ya se ha tornado necesario invertir en la actualización de aquellos que están generando el éxito del negocio. Como líder tienes que asegurarte de que una parte del presupuesto anual se destine a la contratación de capacitación: talleres, cursos, actividades o seminarios que complementen los conocimientos del equipo de trabajo.

Informes laborales en México revelan que más de la mitad de los trabajadores no cuenta con un programa de capacitación de personal. Y es que en el país se acostumbra a invertir en actualización únicamente cuando el profesional ingresa a la empresa, de esta manera se asegura que conozca el funcionamiento. Pero se ignora que cuando un empleado detecta que la organización se interesa por su crecimiento, indudablemente eleva su productividad y fidelidad hacia ella.

Algunos empresarios que no invierten en capacitación se justifican por el hecho de que el traslado de los trabajadores termina generando pérdidas de tiempo y económicas. Es por esto, que te ofrecemos una serie de herramientas para la capacitación de personal:

* Conferencias web. Si no quieres que la gente cambie de lugar o el profesor que está dictando la cátedra no se ubica geográficamente en el mismo sitio que tu empresa, una gran opción es reunir al equipo que recibirá la capacitación y optar por un software de videollamada que facilite la transferencia de información entre ambas partes. Basta con un tener una computadora y conexión a Internet para lograr el objetivo.

*Presentación grabada. Es prácticamente lo mismo que el punto anterior, sólo que en esta modalidad la capacitación no es en vivo. Se graba la clase con anterioridad y se transmite una vez que el grupo esté reunido. La ventaja con que cuenta es que puede repetirse el contenido una y otra vez hasta que quede claro para todos los asistentes. La desventaja es que las dudas deben transmitirse por otro medio al profesor y el feedback no es inmediato.

*Compartir archivos. Quizá este método sea uno de los más básicos, pero funcionales. La capacitación de personal puede darse a través de un intercambio de información por diversos medios de transferencia, como el correo electrónico y las redes sociales. Si bien, no es lo más recomendable para adquirir conocimientos especializados, sí puede utilizarse para resolver dudas.

*Blended learning. Si eres de las personas que todavía no se acostumbra a capacitarse en una plataforma online, quizá la modalidad mixta sea ideal para ti y para tu equipo de trabajo. Ésta consiste en apostar por la transferencia de conocimientos en línea y, a la par, asistir a un centro para tener clases presenciales. Algunos expertos aseguran que es el método más completo.

*E-learning sincrónico. En este modelo de capacitación, el alumno y el profesor están en constante comunicación durante el curso. La idea es que el empleado resuelva sus dudas en cuanto las genere; el experto está siempre disponible y atento a cualquier comentario.

*E-learning asincrónico. Esto es todo lo contrario. El curso se dicta a través de videos, lecturas y actividades prácticas, sin ayuda de un capacitador. Al final, el alumno tiene la oportunidad de cuestionar al experto detrás del programa.

*Plataformas de aprendizaje. Hay personas que no requieren de un profesor que los guíe para adquirir nuevos conocimientos. Son capaces de buscar información de su interés y aprenderla constantemente. Hay sitios online que ofrecen información especializada, éstos son una gran opción para los colaboradores autodidactas. Pero cuidado, no todos pueden hacerlo; tienes que identificar a aquellos a los que les vendría bien aprender a su propio ritmo.

Di sí a la capacitación online

Fácil de usar, poca inversión monetaria, flexibilidad de horario e interacción con el mundo real, son algunas de las ventajas de apostar por la capacitación online. El acceso que permite dar un clic no se compara con lo que puedes obtener a través de una clase presencial. Basta con navegar en la red para que poco a poco tu equipo de trabajo se empape de nuevos conocimientos.

Decidirse por la capacitación online no sólo es una motivación para los profesionales, sino que muchos cursos miden el conocimiento y las habilidades de los usuarios y, de esta manera, poder ofrecerles información acorde a sus necesidades, sin saturarlos con datos que por el momento, no van a ser tan útiles.

Ya no hay excusas, las barreras geográficas dejaron de ser un impedimento para ampliar los conocimientos. Gracias al Internet, tu personal puede estar capacitado en áreas especializadas que, sin duda, se convertirán en ventajas competitivas en el mercado laboral. No reduzcas la posibilidad de crecimiento de tu equipo. Al contrario, ofrécele todo lo que necesita para estimularlo personal y profesionalmente.