Cómo sobrellevar una crisis empresarial

crisis empresarial

Sacar adelante una empresa de una crisis empresarial no es tarea sencilla; diversos estudios revelan que alrededor del 70% de las compañías fracasan en los primeros dos años de existencia y sólo un pequeño 10% logra sobrepasar los cinco años de funcionamiento.

Hay diversos factores que llevan a una compañía a cerrar sus puertas, los cuales van desde la falta de financiamiento o capacidad de liderazgo, hasta el tipo de competencia que hay en el mercado o la carencia de consumidores. Y aunque algunos de éstos son evitables, la realidad es que todos los líderes están expuestos a enfrentar una crisis empresarial.

Sin duda el panorama se vuelve oscuro, pareciera que la problemática que ese momento aqueja a la organización no tiene solución. Sin embargo, se está dejando de lado que el fracaso no es más que un proceso de crecimiento. El escritor español Raimon Samsó, en su libro “Super Coaching” expone que la gente se tiene que dar cuenta que las crisis están hechas para crecer, son procesos que transforman  -ya sea a una empresa o a un individuo-, y que se deben tomar como regalos, que aunque en ese momento no tengan la mejor apariencia, más adelante se agradecerán.

Por tal motivo, te presentamos las seis claves que te ayudarán a sobrellevar una crisis empresarial en tu compañía:

  1. Mantén la calma. Ante una crisis, es lógico entrar en pánico, molestarse, preocuparse y tomar decisiones aceleradas, pero esta es la peor reacción. Lo que un verdadero líder hace en estas circunstancias es detenerse un momento, mantener la calma y reflexionar sobre lo que está provocando las fallas.
  2. Asume una nueva realidad. De nada sirve ignorar por lo que se está atravesando, hay que estar conscientes de lo que sucede y asumir este nuevo panorama, sólo así es posible enfocarse en encontrar soluciones para un problema específico.
  3. Pide disculpas. De nada sirve tratar de ocultar lo que pasa, es mejor mostrarse sincero y explicar a los colaboradores la situación por la que se atraviesa. Aceptar los errores que llevaron a la empresa al punto más crítico es la mejor manera de reconocer que las cosas no van como se esperaba.
  4. Convierte el problema en oportunidad. A pesar de que todos piensan negativamente ante una crisis empresarial, lo mejor que se puede hacer es lidiar con lo que sucede y tratar de relacionar el problema con una oportunidad. Bien decía Henry Ford: “el fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo de una manera más inteligente”.
  5. Haz equipo. Una crisis amerita tomar medidas radicales y, en gran medida, desconocidas; pero no hay mejor manera de llevarlas a cabo que con la ayuda de los colaboradores. Habrá quien quiera “bajarse del barco” y no debes detenerlo, pues esto te asegura que los que se quedan están realmente comprometidos con sacar a flote a la empresa.
  6. Aprende. Los momentos de crisis ofrecen oportunidades de oro; no desaproveches todo lo que una situación complicada puede enseñarte. Es momento de ser proactivo y empezar a evolucionar, la palabra innovar será tu nueva aliada.

Enfrentar una crisis empresarial no es sencillo, salir de este periodo tampoco. Sin embargo, hay que tener la capacidad de sobreponerse a las adversidades y mantener siempre las ganas de crecer, aprender y seguir en el camino, porque nunca nadie dijo que fuera sencillo obtener el éxito.