La Importancia de Utilizar Plataformas para la Gestión de RR.HH.

Sabemos que la gestión del RR.HH. no es fácil, todo lo contrario, es un trabajo complejo que no cualquiera es capaz de realizar. En la actualidad, al departamento se le exige que se adapte rápidamente a los cambios del mercado, por lo que la tecnología se vuelve siempre la mejor aliada del profesional a cargo. Las empresas están optando por una plataforma que facilite su trabajo.

El software de gestión de RR.HH. permite almacenar, administrar, recuperar y procesar datos de cada uno de los trabajadores de la compañía. Por ejemplo, determinar el pago por trabajador, asignarles tareas, conocer sus indicadores de desempeño y hasta saber sus hobbies e intereses.

No es de sorprenderse que en los últimos años haya cambiado la percepción que tienen las empresas y los trabajadores acerca de los sistemas de gestión. La tecnología permite que el departamento de RR.HH. opere bajo un esquema eficiente, donde el tiempo se invierta en atender las necesidades de la fuerza que está haciendo que la empresa sea rentable.

Las plataformas para la gestión del RR.HH. llegaron para potenciar el desarrollo del personal, motivarlo y hacerlo sentir parte de la organización. Sin duda se disminuye el índice de rotación y, por si fuera poco, también la carga administrativa para los directivos. Tal es el caso de PeopleCloud, una herramienta fácil de manejar que permite desde administrar la información de cada colaborador, calcular presupuestos de nómina y medir el desempeño de cada uno de ellos a través de evaluaciones personalizadas, hasta generar estrategias de reclutamiento y selección de personal que faciliten la atracción de individuos especializados.

Plataforma de gestión de RR.HH.

¿Cómo elevar la eficiencia del personal, controlar el presupuesto de la empresa y, a su vez, garantizar excelentes resultados? Los desafíos son mayores y hay que estar conscientes de que la época de papeleos ya pasó, ahora hay que valerse de las herramientas tecnológicas para conseguir los objetivos.

Expertos en el tema señalan seis elementos clave para tener en cuenta a la hora de la gestión del RR.HH.:

  1. Cloud. La nube es una gran aliada para el departamento, ya que además de eliminar los archivos que sólo estorban en el cajón de la oficina, permite compartir información con aquellos trabajadores que laboren desde casa o que se encuentren en alguna otra filial de la empresa.

  2. Movilidad. La interacción es a través de las plataformas de gestión de RR.HH., el empleado ya no tendrá que estar cara a cara con el supervisor, basta con que este último le indique qué actividades debe realizar, para que el trabajador entregue resultados.

  3. Autoservicio. La plataforma no tiene porqué ser manejada por una sola persona en la empresa, de hecho, aquellos que no se encuentran en el mismo lugar que el líder y, que también necesitan compartir información, requieren acceso libre para facilitar la comunicación.

  4. Canal de comunicación. La plataforma es el medio ideal para repartir actividades y monitorear el trabajo que cada uno de los integrantes del equipo realiza. No hay nada mejor que la información llegue de manera inmediata y que, además, las respuestas se den en cuestión de minutos.

  5. Escalabilidad. La plataforma de gestión de RR.HH. tiene que ser escalable, es decir, que permita ir adquiriendo las necesidades de los trabajadores y robustecer la información según les convenga.

  6. Seguridad. Hay una gran discusión respecto a qué tan confiables son este tipo de plataformas. La realidad es que los servidores son seguros, la información que compartas no tendrá ningún riesgo de perderse, ni de ser sustraída por individuos ajenos al equipo de trabajo. De hecho, eres tú el que decide quién puede o no tener acceso a ciertos datos o a la plataforma de gestión de RR.HH.

La gestión de RR.HH y la tecnología

Es cierto que la competitividad de una compañía es y seguirá estando relacionada con su capacidad de reclutar y retener talento de calidad. Pero no se debe olvidar la habilidad de aprovechar las nuevas tecnologías, y es que gracias a estas herramientas, el departamento encargado de la gestión de RR.HH. realizará sus actividades cotidianas con mayor eficiencia y eficacia.

El profesional encargado del departamento de RR.HH. en la empresa tiene un gran desafío: la búsqueda permanente de coincidencias entre los intereses de los empleados y los de la compañía a la que representa. Por lo que debe buscar una sinergia con el área tecnológica para crear una fortaleza frente a la competencia. Y es que gracias a esta unión es posible planificar y prever las necesidades de los colaboradores, así como planificar la plantilla y generar estrategias para elevar la productividad laboral.

Las nuevas tecnologías aportan mejoras sustanciales a la atracción, retención y fidelización de los mejores profesionales. A nivel estratégico, permiten que el profesional de gestión de RR.HH. mejore la motivación de los empleados y fomente la cultura corporativa con la mejora de comunicación interna. Además de conocer en tiempo real los datos del colaborador, lo que en algún momento le permitirá retribuir sus esfuerzos.

Nos hemos dado cuenta que la gestión de RR.HH. pasó de una actividad técnica a convertirse en un proceso complejo, donde la tecnología está jugando un papel relevante. Las nuevas condiciones del mercado impiden que las cosas “sigan como antes”, por lo que deben valerse por metodologías que faciliten el trabajo.

¿Cómo incrementar y aprovechar el engagement en los empleados?

recursos humanos, engagement
Business team shwoing thumbs up

En una compañía es fácil identificar a aquellos colaboradores que siempre muestran entusiasmo por sus actividades, con altos niveles de energía, dedicación, vigor y concentración en su trabajo. Estos individuos, que portan la camiseta con tanto orgullo, han pasado por un proceso de engagement, es decir, de fidelización al proyecto en el que se encuentran y, por supuesto, hacia la organización.

Este nuevo concepto, que en los últimos años ha recibido tanta atención, ha demostrado tener un impacto directo en el desempeño de los trabajadores. Por esto, como líder a cargo de la gestión del capital humano, tienes que asegurarte de que desde el momento en que inicia el proceso de contratación se aplique muy bien esta herramienta: hay que incorporar a aquella persona que muestre compromiso y genere confianza. Pero, a cambio, también debes otorgarle las condiciones adecuadas para un buen ambiente laboral.

Diversos estudios revelan que de las compañías que ponen en práctica soluciones de engagement, experimentan hasta 50% de mayor retorno para sus accionistas. También, la productividad de los colaboradores se eleva en 30%, mientras que las ventas pueden llegar a crecer un 50%.

Pero, ¿cómo incrementar y aprovechar el engagement en los empleados? A continuación, una serie de tips o consejos que puedes utilizar:

Herramientas de interacción: El engagement debe partir desde los empleados de primera línea y para conseguirlo, es necesario “empoderarlos”. Por esto, dotarlos de responsabilidades e instrumentos de interacción con sus pares fortalece el reconocimiento lateral. Expertos recomiendan utilizar elementos como las redes sociales, pero al interior de la organización.

Confianza: Una manera de medir el nivel de engagement de la empresa es a través de la consideración de las actitudes en lugar de las conductas. Hay que recordar que los empleados comprometidos y que cuentan con la confianza de sus superiores adoptan decisiones más acertadas a diferencia de aquellos que se sienten amenazados o poco valorados.

Análisis de puestos: La revisión constante de las responsabilidades de cada uno de los puestos laborales tiene como meta rediseñarlos, para que representen oportunidades de crecimiento y desarrollo para el personal; así se contribuye al bienestar psicológico del empleado.

Mecanismos de formación: Potenciar las habilidades y capacidades de los integrantes de la organización es la mejor manera de demostrarles que son parte esencial de la misma, y que su trabajo es tan valioso como cualquiera otra actividad dentro de la compañía.

Beneficios en los trabajadores

La principal razón por la que las compañías han adoptado este nuevo concepto es que el desempeño de los trabajadoressufre una transformación inigualable. La evidencia, hasta ahora empírica, ha permitido concluir lo siguiente:

– Un empleado engaged experimenta, con frecuencia, una serie de emociones positivas, como alegría y entusiasmo, actitudes que además de detonar el aprendizaje, ayudan a que las personas adquieran nuevas habilidades personales y profesionales.

– Este tipo de colaboradores tiene la oportunidad de enfocarse en sus tareas y dedicar toda su energía al desarrollo de sus actividades laborales.

– El engagement de un trabajador le ayuda a buscar y generar sus propios recursos laborales, por lo que no habrá duda de que alcanzara sus metas y objetivos de manera satisfactoria.

– Los trabajadores que se rigen bajo este nuevo concepto no dudan en transferir sus conocimientos y compromiso con los demás. Aseguran que su desempeño va ligado a la mejora de su ámbito y equipo laboral.

Como puedes ver, generar engagement en los trabajadores es una misión que lleva tiempo y dedicación, pero los beneficios y ventajas que sus actitudes pueden generar para la imagen de la empresa y la productividad son inmensurables.

Por Qué Es Importante Contratar un Software de Recursos Humanos

La era en donde se creía que el éxito de las empresas dependía únicamente de las áreas financieras, por ser las que tomaban las decisiones más importantes, quedó atrás. Hoy día, los ejecutivos están redirigiendo su atención al departamento de Recursos Humanos.

Es por esto, que los líderes de este departamento estratégico han buscado nuevos modelos y herramientas que les faciliten las tareas y mejoren los resultados organizacionales y productivos. ¿Pero cómo ofrecer un mejor soporte y fortalecer al área?

Está claro que el objetivo de un software de Recursos Humanos es potencializar el departamento y facilitar los procesos. Pero, ¿qué otros beneficios podemos encontrar en esta herramienta tecnológica? A continuación, una lista de los más importantes:

Beneficio # 1. Automatizar la gestión de talento: Al poder almacenar toda la información de cada uno de los trabajadores de la empresa, el software de RH ofrece los datos necesarios de manera ordenada e inmediata, lo que facilita su análisis. La herramienta tecnológica elimina el uso de hojas de cálculo en las que se vaciaba la información, lo que se traducía en una gran inversión de tiempo.

Beneficio # 2. Disponibilidad: Lo mejor del software de RH, es que puede ser consultado a cualquier hora del día, según las necesidades del líder y desde cualquier dispositivo tecnológico. Atrás quedaron las idas a la oficina cada vez que se quería consultar algún dato específico.

Beneficio # 3. Potencializar el desarrollo del personal: Cuando un trabajador se siente parte de la empresa, sus niveles de productividad aumentan; sentirse valorados, asegura un buen desempeño. Con este tipo de herramientas, el líder puede ofrecer programas de capacitación, compensaciones o algún otro incentivo basado en sus necesidades.

Beneficio # 4. Disminuye la carga administrativa: La tecnología permite que el departamento de RH trabaje bajo un esquema más eficiente. Los profesionales encargados del área aminoran el tiempo invertido en la gestión y administración del capital humano, lo que les permite prestar mayor atención a la generación de proyectos que favorezcan el crecimiento profesional de los trabajadores de la empresa.

Beneficio # 5. Seguridad: Debido a que el software de RH está almacenado en la nube, el riesgo de sufrir el robo o pérdida de información es mínimo. Además, como el sistema está adaptado a las necesidades de cada empresa, es más sencillo mantenerlo actualizado en todas las plataformas donde sea requerido o utilizado.

¿Por qué utilizar la tecnología?

Quizá éste sea el cuestionamiento más recurrente en el líder de una empresa que no conoce las ventajas del software de RH. La respuesta es sencilla y no basta con decir que es poco probable que una compañía sin tecnología e Internet tenga pocas probabilidades de sobrevivir, sino que se aceleran procesos como el reclutamiento y selección de candidatos, el seguimiento de la productividad y la creación de estrategias para elevar la productividad y mejorar el clima laboral.

Además, el software de RH traerá a la organización múltiples beneficios para gestionar y desarrollar el potencial del talento humano, entre los que destacan:

– Alcanzar los objetivos empresariales

– Alinear estratégicamente a los colaboradores con la organización

– Incrementar el nivel de productividad de los trabajadores

– Evaluar efectivamente su desempeño

– Potenciar el desarrollo del equipo de trabajo

– Ofrecer planes de aprendizaje automatizado y personalizado

– Retener al talento clave

– Recompensar con base en el desempeño de manera justa y objetiva

– Atraer, reclutar y seleccionar al talento más apto

– Mejorar la comunicación en el equipo de trabajo

¿Qué ofrece PeopleCloud?

Partiendo de que los procesos manuales suelen ser poco eficientes y, por ende, demandan más tiempo y atención a los profesionales de recursos humanos, PeopleCloud ofrece un software de RH que se adapta a las necesidades de tu compañía, sin importar su giro o tamaño.

La plataforma integra y agiliza en tiempo real la administración de los principales procesos del departamento de Recursos Humanos: apertura y publicación de vacantes, reclutamiento y selección de personal, evaluaciones psicométricas,evaluación 360° y de desempeño, administración de personal, expedientes y todo lo concerniente a su capital humano, desde la contratación hasta el retiro.

Entre las principales ventajas que el software de RH de PeopleCloud ofrece, destacan la integración con los sistemas de nómina, movilidad, disponibilidad, seguridad y privacidad, actualizaciones sin costo y atención inmediata para cualquier inconveniente técnico.

La tecnología vino a revolucionar el mundo empresarial, el apogeo que observamos alrededor del mundo no es simple moda, se trata de darse cuenta que existen por una razón: es innegable que el software de RH es más que una simple herramienta tecnológica, basta con leer los beneficios para darse cuenta de que reducirá costos, elevará la productividad y mantendrá a la compañía en los primeros lugares del mercado debido a su eficiente trabajo interno.

Hay que dejar de ver la adquisición de esta herramienta como un gasto y empezar a considerarla como una inversiónque cualquiera debería hacer. La transformación de tu empresa comienza ahora, es momento de mejorar y encaminarte hacia la administración estratégica de tu compañía.

4 claves para una excelente relación jefe-empleado

recursos humanos

Gran parte de la vida de las personas transcurre en el trabajo. Como las jornadas laborales son extensas, en muchos casos, los jefes y empleados pasan más tiempo entre ellos que con sus familias. Ésta, entre otras, es una de las razones por las cuales se debe encontrar un balance entre la vida personal y laboral para así tener relaciones saludables en el empleo. Pues así será la mejor forma de que el trabajo rinda, el estrés baje y la productividad aumente significativamente. A continuación 4 claves para una excelente relación jefe-empleado:


1. Implicar

El jefe que imparte las órdenes para que los empleados las acaten, sin dar su opinión, ya pasó de moda, pues ese era un modelo de autoridad que no funcionaba. Generaba apatía, automatización e incluso rebeldía por parte del empleado. El modelo que entró en el ámbito laboral para sustituirlo es el de implicación. Consiste en hallar las soluciones, establecer y reformar las políticas empresariales en conjunto con los empleados para darles un rol participativo y activo en la toma de decisiones. La implicación del empleado dentro de la empresa debe ser el objetivo principal para una óptima gestión del capital humano.

2. Halagar

Es significativo que el empleado reciba comentarios positivos acerca del buen trabajo que hizo. Es muy importante desprenderse de la mentalidad del “para eso se le paga”, que en nada ayuda a que la relación jefe-empleado fluya de forma amena. Pensando de ese modo, lo único que se logra es que el empleado se sienta un utilitario de la empresa y no un ser humano.

3. Respetar

Ambas figuras, jefe y empleado, pueden tener malos días, cometer errores o tener problemas familiares totalmente ajenos a la empresa. Sin embargo, jamás debe perderse de vista el respeto. Por supuesto que si algo está mal, es necesario comunicárselo al empleado y exhortarlo a un cambio de actitud o a una mayor atención para que eso no vuelva a suceder, pero siempre desde un lugar de respeto hacia él.

4. Motivar

Para lograr un mayor beneficio para la empresa, no bastará con solo exigirles a los empleados que alcancen los resultados, sino que será necesario motivarlos dándoles parte de ese beneficio que se obtendrá gracias a su mayor esfuerzo y concentración. La motivación es una de las claves para una excelente relación jefe-empleado. Es necesario pensar y planificar una estrategia de incentivos para los trabajadores, la cual debe estar hecha por el equipo de gestión de recursos humanos. Un plan de incentivos bien estructurado hará que la fuerza laboral logre cualquier objetivo.

El empleado es el cliente más importante de la empresa, por eso se lo conoce bajo el nombre de cliente interno, y mantenerlo motivado, conforme y, por ende, feliz, repercutirá directamente en los resultados de su trabajo. En consecuencia, esto contribuirá a mejorar los resultados de la empresa.

Saber ponerse en el lugar de la otra persona, escuchar, comprender, dar soluciones y ser flexible, son parte de la cotidianeidad en el camino a una relación saludable.

4 prácticas para mejorar la productividad de los empleados

productividad laboral

Las empresas dependen en su totalidad del recurso humano, de modo que la velocidad y la eficiencia en su producción inciden directamente en las ganancias de la empresa. Por ello, te presentamos 4 prácticas para mejorar la productividad de los empleados.


Capacitación

La capacitación es de suma importancia, pues dotará a tus empleados de las habilidades necesarias para desarrollar su trabajo de la mejor manera. El departamento de capacitación o desarrollo organizacional deberá proveer planes de entrenamiento y certificación para cada uno de los procesos que se llevan a cabo en la empresa, de esta manera el empleado ganará los conocimientos necesarios para desempeñarse a la perfección. La capacitación es también una potente herramienta de motivación.

Incentivos

Dentro de las mejores prácticas para mejorar la productividad de los empleados, se encuentra el hecho de incentivarlos cuando llegan a una meta predeterminada o, simplemente, porque rindieron excelentemente la semana que acaba de pasar. Darle incentivos a un empleado disparará sus niveles de rendimiento, porque se sentirá respaldado, protegido y valorado.

Las metas deben ser concretas y medibles, como ser, por ejemplo, aumentar la producción en un 20 %, crear un modelo nuevo de producto que supere en velocidad, calidad y liviandad el anterior. Además, a los efectos de lograr que el empleado se involucre totalmente en alcanzar las metas, se le debe detallar exactamente qué debe hacer para ello y qué obtendrán por el buen desempeño.

Involucrar

No habrá mejoras significativas si el empleado no se siente parte de la empresa, es decir, si no se siente involucrado. Tener charlas motivacionales con los empleados es una importante inversión que se verá reflejada en los resultados. Es necesario que el empleado entienda que si la empresa mejora, todos lo harán, empezando por él mismo.

Una de las herramientas más poderosas para lograr el involucramiento del personal es la retroalimentación constante, en conjunto con la creación de compromisos para mejorar el salario, los beneficios y las condiciones de trabajo, si es que se logran las metas que se han planteado. Por supuesto que dicho compromiso debe estar respaldado por promesas realizables, las cuales se tendrán que cumplir una vez logrados los objetivos.

Comunicación

Jamás debemos dejar la comunicación de lado. Asegúrate de que el empleado sepa en detalle lo que debe hacer, cómo y cuándo, además de proporcionarle información sobre la trayectoria que lleva la empresa. Todos deben y tienen el derecho de conocer las condiciones en cuanto a resultados. Existen muchas formas de comunicarse dentro de la empresa: memos, circulares, e-mails, carteles, reuniones grupales e individuales, etc. No hay excusa, la comunicación tiene muchos canales y es imprescindible para mejorar la productividad y cientos de aspectos más en la empresa.

Estas prácticas te ayudarán a preparar el terreno para que tus empleados alcancen la excelencia en la productividad. Existen muchas más que podrás ir encontrando durante el día a día y tú sabrás cuál funciona mejor en tu organización. Te sorprenderás al darte cuenta de que no todo es técnica y capacitación para mejorar, sino que la motivación es parte vital del proceso de producción.

Conoce la importancia del clima laboral

recursos humanos, clima laboral

El ambiente de trabajo es aquel factor que influye en el desempeño y motivación de los empleados de una organización. Todo lo que rodea a esos trabajadores forma parte del clima laboral: su relación con los compañeros de trabajo, supervisores y altos mandos, la cultura organizacional, las oportunidades de desarrollo y la integridad del producto o servicio que representan son algunos de estos aspectos. Un clima laboral positivo propicia actitudes positivas en la fuerza laboral y hace que todo el mundo se sienta bien trabajando para esa empresa y así dar lo mejor de sí durante su estancia en la misma.

ASPECTOS PARA UN CLIMA LABORAL FAVORABLE

Siga de cerca los siguientes puntos y aplíquelos a su negocio para crear un mejor ambiente de trabajo:

1. Comunicación y transparencia

Escuchar a los colaboradores y darle la importancia merecida a aquello que tienen que decir. Esto crea una sensación de pertenencia en los empleados, la cual es vital para conseguir un clima saludable. Hablar y discutir la misión, visión, objetivos y valores de la empresa constantemente con el personal y escuchar sus opiniones promoverá que se cumplan estos aspectos.

2. Invierte en el desarrollo, entrenamiento y aprendizaje

Si se brinda la posibilidad de aprender y de disponer de trabajadores completamente capacitados para ejercer su labor de manera eficiente, eficaz, segura y además ofrecerles desarrollo profesional dentro y fuera de la empresa, los tendrá de su lado y lo seguirán en cualquier meta que plantee. El ofrecer becas a aquellos que se destaquen no es para nada una mala idea.

3. Reconocer el esfuerzo

Los beneficios e incentivos son parte de la operación efectiva de una entidad. Sin las personas no existirían utilidades en los estados financieros. Prepare, junto a su equipo, un esquema de incentivos que sean significativos para los empleados.Delimite objetivos y metas alcanzables y medibles para que el personal se esfuerce en lograrlas. Cuando esto suceda, usted estará ganando, al igual que ellos, y el negocio será redituable. Las retroalimentaciones positivas, los mensajes de agradecimiento, entre otras más, son herramientas efectivas que pueden ser empleadas de igual manera.

SEÑALES DE UN AMBIENTE DE TRABAJO POSITIVO


La más potente herramienta para determinar el clima laboral en nuestro espacio son las encuestas internas y externas. Para las internas, los programas de gestión de capital humano vienen integrados con aplicaciones sumamente eficaces para llevar a cabo esa tarea. Por otro lado, para evaluaciones externas, será necesario invertir en una firma especializada a fin de realizar el estudio desde un punto de vista más objetivo. Incluso revistas dedicadas al mundo empresarial realizan este tipo de evaluaciones para crear un ranking con los mejores lugares para trabajar. También es importante que vea y analice el comportamiento y conducta de los empleados. Un ambiente hostil y negativo propiciará malas relaciones entre compañeros de trabajo, desconfianza hacia la administración, absentismo y rotación muy alta. Ponga especial atención a este tipo de factores.

Es imperativo darle la importancia necesaria al ambiente presente en el espacio de trabajo. Es un aspecto clave que influye mucho en el desempeño de la fuerza laboral, y esto se traduce en la rentabilidad que la empresa pueda generar, sus márgenes de utilidad y el éxito que tendrá en el futuro.

Relaciones sentimentales en el trabajo, ¿afectan a la productividad?

relaciones en el trabajo
Young attractive office couple at the desk.

Aunque gran parte de nuestro tiempo lo pasamos en la oficina (entre 8 y 9 horas diarias­), hay personas que aseguran que el lugar de trabajo no es el ideal para comenzar una relación amorosa, ya que las consecuencias pueden ser duras; en algunos casos se llega hasta el despido.

Pese a esto, 57% de los trabajadores a nivel mundial admiten tener romances laborales, revela un estudio de Regus. El 19% aseguró realizar entre 2 y 4 horas extra de actividades cada semana, situación que no sólo fomenta el trabajo en equipo o la generación de redes profesionales, sino también eleva las probabilidades de tener encuentros amorosos con compañeros.

“Si te sumas al modelo del trabajo flexible, donde el coworking es elemental, no sólo tienes más probabilidad de crear nuevas relaciones de negocios, sino también de encontrar el amor”, comenta Mónica Catalina Cerda, directora de Regus en México.

¿A favor o en contra?

Cuando un líder condena las relaciones amorosas entre sus empleados, claramente existe una intromisión en la vida privada, lo que es ilegal. Hay empresas que tienen códigos de conducta en los que queda por escrito las sanciones a los colaboradores que rompen las reglas, y que van desde un cambio de departamento, hasta el despido. Es por esto que la mayoría de los trabajadores prefiere mantener su romance en secreto.

En la encuesta de Regus, también se registra que 80% de las personas que han salido con alguien de la oficina afirma no haber sido víctima de malos tratos o recriminaciones cuando el romance se hizo público; sin embargo, la discreción les ha ayudado a disfrutar su relación.

Pero en lugar de condenar las relaciones sentimentales en el trabajo, expertos en el tema invitan a los directivos a aprovechar los beneficios que estas conllevan. El rendimiento laboral se eleva considerablemente debido a que el trabajo comienza a ser visto como un nexo de unión para la pareja, asisten con más ganas a la oficina y laboran tiempo extra con tal de estar más tiempo juntos.

Aunque está la contraparte: para mantener una estabilidad emocional en la oficina se le pide a los colaboradores no mezclar su vida privada y profesional, pues argumentan que interfieren en el buen rendimiento del equipo. Una relación conflictiva causa numerosos problemas que pueden llegar a perjudicar las actividades en la oficina, no sólo porque ya no quieran trabajar juntos, sino porque se presentan las escenas de celos, tensión y comienzan los rumores.

Manejar el romance

Es inevitable que las relaciones amorosas surjan en los espacios laborales, por lo que es mejor estar preparado para gestionar, de la mejor manera, este tipo de situaciones. Lo recomendable no es prohibir los noviazgos, pero tampoco dar demasiada libertad. Es cuando los encargados de gestionar el capital humano deben crear estrategias para evitar que las uniones de empleados influyan de manera negativa en el desempeño de las actividades o que se filtre demasiada información a los directivos.

“Si surge el amor no pasa nada. No hay que premiarlo ni castigarlo. Hay que depositar un voto de confianza en las personas”, refiere en un artículo Diego Vicente, profesor de IE Business School.

Si la Ley Federal del Trabajo no establece como causa de despido el hecho de que exista una relación afectiva entre empleados, los líderes tampoco deberían tomar esta postura; simplemente tendrían que asegurarse de que se cumpla con los lineamientos de la cultura organizacional y las metas establecidas. El enamoramiento llega sin esperarlo y es inevitable; si esto ocurre en la compañía, es necesario ser profesional, no dañar a terceros y trabajar orientado a los buenos resultados.

Trabajo y salud, el binomio perfecto

salud y trabajo

Las jornadas de trabajo son horas arduas de actividades que producen un apetito voraz, el cual aumenta a medida que crece el estrés. Los alimentos se vuelven nuestros aliados para sobrellevar el día a día, regulando el organismo y preparándolo para días intensos.

Pasar ocho horas frente a una computadora es, en ocasiones, el mayor impedimento para llevar una vida saludable. El sedentarismo y la presión laboral no son una buena combinación. Algunos profesionales le dan prioridad a la hora de la comida o almuerzo y olvidan por completo que también hay que alimentarse entre horas para completar la cantidad de nutrientes que requerimos, por lo que en estos periodos de tiempo lo que abunda es la comida chatarra.

Líderes empresariales no están prestando atención a esta situación, olvidando que los problemas de salud que se generan al tener estos malos hábitos alimenticios se relacionan con el desempeño del empleado en su puesto de trabajo, ya que las enfermedades y padecimientos derivan en ausentismo, visitas al médico y pérdidas de talentos que terminan costando a la compañía.

Diabetes, hipertensión, obesidad y estrés son algunos de los sufrimientos más comunes que encontramos en los trabajadores, y aunque la idea no es que el líder resuelva la vida alimentaria de cada uno de ellos, sería ideal que se creen espacios donde puedan comer dentro de la misma oficina, sin tener que recurrir a puestos callejeros o de comida rápida.

Tipo de trabajador

Los especialistas en alimentación aseguran que la cantidad de actividad física que se realiza en el día, es proporcional al total de alimentos que se deben ingerir, por lo que se vuelve necesario identificar el grado de trabajo efectivo que tenemos en la jornada laboral, para así poder organizar los hábitos alimenticios.

Por ejemplo, en el caso de quien trabaja y estudia, lo que exige un gran esfuerzo físico y mental, se recomienda que la persona consuma omega 3 que, según sus propiedades, regula los niveles de colesterol, protege la salud del corazón y mejora el funcionamiento de las neuronas. 

A continuación, te presentamos algunos perfiles de empleados y los alimentos que deberían ingerir:

  1. Trabajador estático. La ausencia del movimiento continuo hace que el organismo trabaje más lento, por lo que se requieren productos con bajo aporte calórico para mantener un peso equilibrado. La ingesta de carbohidratos debe ser mínima, pudiendo sustituirse por arroz y pan integral. Es relevante que la comida a media tarde y en la cena sea en menor cantidad.

  2. Ejecutivo viajero. Transitar de un lugar a otro implica ajustarse a la oferta gastronómica de las entidades, lo que aunado a la carencia de actividad física, desencadena padecimientos como el estreñimiento, la diarrea y la gastritis. En este caso es importante ingerir alimentos que ayuden al aparato digestivo, tales como la papaya, la alcachofa, el espárrago y el calabacín.

  3. Trabajo por turnos. Este tipo de empleados sufre de cambios drásticos de rutinas, ciclos de sueño y vigilia, así como el efecto de largas jornadas de trabajo. La clave está en alimentarse en gran medida antes de iniciar la jornada, y para favorecer el descanso, comida alta en triptófano (produce serotonina y niacina, lo que provoca un sueño saludable), como legumbres, frutos secos, plátano, avena, leche y almendras.

  4. Colaborador activo. Si la actividad que se realiza requiere de un alto esfuerzo físico, es recomendable consumir grandes cantidades de alimentos para cubrir la demanda de energía utilizada. Aumentar los carbohidratos y la vitamina A ayudan a trabajar mejor al aire libre: calabaza, zanahoria, naranja, berros y espinacas, la solución.

Recuerda que trabajo y salud van de la mano. Si bien no es sencillo cambiar de hábitos alimenticios de un día a otro, sí es necesario darle mayor importancia a lo que comemos; la mayoría de los ambientes laborales facilitan la generación de una alimentación desbalanceada, pero es importante mantenerse saludable para rendir mejor en el trabajo. Esto no quiere decir que de vez en cuando no se pueda comer fuera de la oficina, pero no hay que olvidar que los hábitos de hoy, tendrán resultados a largo plazo.

Equidad laboral, ¿realidad o ficción?

equidad laboral, recursos humanos

A pesar de que está en aumento el número de empresas concentradas en cerrar la brecha de género y en encontrar impulsores que establezcan la equidad laboral entre hombres y mujeres, aún existen limitantes para las mujeres que buscan acceder a puestos laborales de mayor importancia, como gerencias o direcciones.

“Cuando las mujeres progresan”, un estudio elaborado por la consultora de recursos humanos Mercer, revela que a nivel internacional, ellas representan 40% de la fuerza laboral, cifra que todavía se considera una representación insuficiente. Referente a las posiciones de liderazgo en las que se desenvuelven, el documento revela que 33% de las mujeres ocupa un nivel gerencial, 26% gerencias senior, y 20% son ejecutivas.

En Latinoamérica, la situación no es diferente. Por ejemplo, en México las mujeres perciben que hay algo que no les permite alcanzar puestos más altos. A este concepto se le conoce como “el techo de cristal”, es decir, que hay que sacrificar mucho para llegar a una posición directiva. Y a pesar de que ya existen algunas políticas de inclusión dentro de las empresas, la práctica difiere mucho de la teoría.

En el estudio “Mujeres Milenio Emprendedoras”, presentado por la compañía PwC México, se expone que 31% de las mujeres renunció a su empleo porque no había oportunidades de crecimiento. Y aunque 37% del Producto Interno Bruto (PIB) del país lo aportan ellas, sólo 5% tiene un cargo de presidenta o directora en las compañías.

La cruda realidad

La encuesta de Mercer asegura que las mujeres tienen 1.5 veces más de posibilidades que los hombres de ser contratadas en niveles ejecutivos, pero no siempre son consideradas, debido a que muestran los niveles más altos de abandono, ya que su responsabilidad como madres les impide dar el 100% en su trabajo.

Ellas poseen habilidades únicas y necesarias para enfrentar problemas en el trabajo: 39% de las mujeres son flexibles y capaces de adaptarse, en contraste con 20% de los hombres que también presentan estas fortalezas; también gestionan equipos inclusivos (43% vs. 20%) y poseen altos niveles de inteligencia emocional (24% vs. 5%).

Pero lo anterior pareciera no ser suficiente cuando la mayoría de ellas deja sus actividades laborales por 3 o 4 años para cuidar a sus hijos. Y el problema no es la crianza de los pequeños, sino que las organizaciones no cuentan con programas que faciliten esta tarea. Es importante que las compañías generen estrategias de atracción y retención de talento femenino, esto conlleva crear guarderías y ofrecer horarios flexibles.

¿Futuro incierto?

El futuro no vislumbra mejor: en los próximos 10 años, se expone en “Cuando las mujeres progresan”las organizaciones no estarán cerca de la igualdad de género en la mayoría de las regiones del mundo. Si bien se espera un incremento de la representación femenina en Latinoamérica, al pasar de 36% en 2015 a 49% en 2025, sigue sin ser suficiente el número de mujeres en las compañías. Sin embargo, el crecimiento más representativo a nivel mundial estará en Australia y Nueva Zelanda, donde el alza será de 5 puntos porcentuales, al pasar de 35 a 40%.

En contraste, Estados Unidos y Canadá subirán apenas de 39 a 40%; en Europa no variará de 37% en 2015, y Asia, en el último puesto, con 28%, frente a sólo 25% en 2015.

Las cifras son contundentes. Es claro que una década no bastará para que exista una igualdad de género a nivel laboral, pero si hay acciones que las empresas pueden llevar a cabo para tratar de reducir la brecha, por ejemplo, la remuneración salarial. Además, es importante que existan iniciativas que ayuden a los hombres a cambiar de pensamiento respecto a su “superioridad” empresarial, deben ser capaces de entender que las mujeres son igual de capaces que ellos; sólo así podremos experimentar un cambio real en el mundo laboral.

¿Por qué es importante salir temprano de la oficina?

oficina, recursos humanos

Más que una regla de las empresas, establecer horarios laborales se vuelve imprescindible si lo que se busca es tener un equipo de trabajo productivo, sin estrés y motivado. Salir temprano de la oficina es mucho más que un capricho o un acto de rebeldía: es una premisa para el bienestar físico y emocional de cualquier persona.

A pesar de que en los países de Latinoamérica el capital humano aún está acostumbrado a trabajar más de 8 horas por día, las nuevas generaciones están cambiando este panorama. Tal es el caso de los millennials, aquellos jóvenes que actualmente tienen entre 20 y 36 años, quienes se han encargado de destruir esquemas tradicionales para optar por horarios flexibles y home office (trabajar en casa).

Y aunque para algunos el salir a tiempo –porque se cumple con el horario establecido– es sinónimo de falta de interés e irresponsabilidad, la realidad es que el trabajar un máximo de 8 horas aumenta la productividad y la creatividad, a la par que elimina la apatía, el mal humor y el estrés generado por tratar de satisfacer a los líderes.

Pero, ¿cómo está Latinoamérica en este tema respecto a otros países alrededor del mundo? Un estudio realizado por la firma de voz por protocolo de Internet GetVoip, revela que los mexicanos pasan 48.8 horas a la semana trabajando, y sólo por encima se encuentran los empleados en Hong Kong y Turquía, quienes se desempeñan 49 y 51.2 horas, respectivamente.

En contraste, el país de la región en el que menos se trabaja es Brasil, donde los colaboradores se desempeñan 43.5 horas a la semana. Mientras que Dinamarca encabeza la lista de los países donde menos se labora con 38.3 horas semanales, seguido de Países Bajos y Noruega, con 39.1 horas cada uno.

Razones para salir temprano

A continuación, las seis razones más importantes por las que sólo se debería cumplir con el horario laboral y salir temprano de la oficina:

  1. Mayor descanso. Esto se traduce en un alto nivel de productividad; trabajar más de nueve horas al día sólo provoca desgaste físico y emocional.

  2. Tiempo para ejercitarse. Los trabajadores se están acostumbrando a pasar más de 40 horas sentados y es conveniente que incorporen a su vida alguna actividad física que favorezca el buen funcionamiento del cuerpo.

  3. Tiempo para cocinar. Llegar tarde a casa implica que no haya tiempo, ni ganas para preparar comida, lo que obliga a comprar cualquier alimento; esto puede degenerar en enfermedades como la obesidad.

  4. Vida social. Salir tarde todos los días sólo genera cansancio y ganas de dormir, y el ser humano –social por naturaleza– necesita relacionarse con otros individuos fuera del ambiente laboral.

  5. Establecer límites. Quedarse a altas horas de la noche en la oficina no es sinónimo de mayor productividad. La mejor manera de quedar bien con los jefes es demostrando capacidades, no sobrepasar el horario de trabajo.

  6. Aprender a administrar el tiempo. Proponerse salir a una hora es una forma de obligarse a organizar las tareas para ser más eficiente y dejar de perder el tiempo.

Ante esto, los expertos recomiendan concentrarse en las horas de trabajo, alejarse de interrupciones y distracciones que solo retrasan el desarrollo de actividades. Así se asegura cumplir con las obligaciones sin quedarse hasta tarde en la oficina.

El Departamento Ideal de Recursos Humanos

Más allá de dedicarse a reclutar o despedir colaboradores, el departamento de Recursos Humanos es un socio estratégico y crucial del éxito de la empresa. Sin embargo, no todas las compañías reconocen el potencial de esta área; de hecho, hay organizaciones que ni siquiera cuentan con un departamento específico de RR.HH.

“Así como hay grandes empresas que cuentan con un departamento lleno de profesionales capacitados en temas de reclutamiento y salarios; también encontramos un gran número de compañías donde una sola persona se encarga de atender todos estos temas”, expone Pedro Borda Hatmann, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

Borda Hatmann refiere que si bien las funciones dependen de lo sofisticado de la empresa, es importante que el departamento ideal de Recursos Humanos se centre en algunas actividades específicas:

  1. Reclutamiento y retención. Realizar procedimientos encaminados a reclutar a los mejores candidatos, además de generar estrategias para que estos individuos se sientan satisfechos en su lugar de trabajo.

    El gran reto de los Recursos Humanos es el reclutamiento, “no saben dónde buscar talento, ni cuánto pagarle, ni cómo entrevistarlos; no existe la confianza ni el conocimiento para atraer nuevos talentos”, declara el directivo de la Amedirh.

  2. Organización y planificación del personal. Planificar y diseñar los puestos de trabajo, definir funciones, analizar sistemas retributivos, establecer horarios y prever las necesidades que cada uno de los colaboradores podría presentar a mediano o largo plazo.

  3. Planes de carrera. Capacitar a los colaboradores según las actividades que se realizan en la empresa, ya que éstos podrían llegar a ser los directivos de la compañía.

  4. Desarrollo de programas y cursos de capacitación. Incentivar a los profesionales que trabajan en la empresa a través de actividades que aumenten sus conocimientos, ya sean talleres, cursos o seminarios de especialización.

Multigeneraciones, el reto de los RR.HH.

Hoy en día, no es de extrañarse que en una compañía se encuentren conviviendo hasta cinco generaciones de colaboradores; de hecho, algunas empresas están apostando por los equipos de trabajo multigeneracionales, con la finalidad de desarrollar productos innovadores y del agrado de cualquier tipo de público.

En este sentido, Pedro Borda reconoce que hay mucho trabajo por hacer, ya que aunque sea una práctica que cada vez observamos con mayor frecuencia en el mercado laboral, no es sencillo unir las voces de cinco generaciones. “Cada uno de los trabajadores espera cosas distintas, necesitan atención especializada (…) las relaciones humanas son complicadas”.

Sin embargo, nada es imposible. La unión entre dos entes relevantes de la compañía hacen la diferencia: “El director general y el profesional de Recursos Humanos tienen que trabajar de la mano para conocer conceptos básicos como el número de personas que van a jubilarse, el lugar donde se va a buscar al nuevo talento y la generación de procesos nuevos en pro de los trabajadores”, detalla el especialista en RR.HH.

Gerardo Calderón Mosqueda, gerente de Mercadotecnia de Adecco México, concuerda en que “los profesionales de Recursos Humanos no son magos y no pueden transformar una organización sin ayuda, es por esto que debe existir una sinergia con los altos directivos de la empresa, para que ellos –desde su área– empujen cada uno de los cambios y se aseguren que todos los colaboradores están recibiendo los beneficios”.

El futuro de los Recursos Humanos

“Renovarse o morir”, dicta un dicho popular que sin duda tendrá que ser acuñado como estandarte de aquellas empresas que desean sobrevivir a los cambios en el mercado laboral. Sabemos que los modelos de negocios están cambiando, prueba de ello es el uso de la tecnología en cada uno de los departamentos de la organización. Pero, ¿tu empresa está lista para los efectos venideros? ¿Te estás adaptando a la transformación?

Expertos en Recursos Humanos aseveran que para el 2020 el papeleo será innecesario, ya que llegó la hora de enfocarse en el talento humano, en encontrar la manera de satisfacer sus necesidades y, sin duda alguna, convertirse en compañías atractivas para las generaciones más jóvenes.

El estudio Delphi Horizonte 2020, en el que se encuestaron a 163 directivos de RR.HH. en todo el mundo, revela que 58% de ellos está consciente de que la tecnología es el principal factor que va a desencadenar cambios en el interior de la empresa.

Asimismo, 68% de ellos sabe que son el motor de cambio en la compañía a la que representan, es por esto que se sienten comprometidos (12%) en promover el uso de nuevas tecnologías como las redes sociales que, a pesar de seguir siendo prohibidas en algunas organizaciones, ya forman parte de la vida cotidiana y por ende, tienen que estar dentro de la vida laboral.

Con lo anterior, es difícil pensar que el departamento de Recursos Humanos es sólo uno más dentro de la empresa. Es necesario que se le dé el valor que merece y, a su vez, éste retribuya generando las mejores condiciones de trabajo para los colaboradores. No es sencillo operar un área de RR.HH., por eso es importante asumir un rol proactivo, comprometido e innovador para fortalecer a este departamento pilar de la compañía.

Beneficios del Feel Good Management para el Clima Laboral

laboral, clima organizacional, feel good management

Los trabajadores felices son hasta 88% más productivos que aquellos que mantienen una actitud negativa, según indica un estudio realizado por la consultora mexicana Crecimiento Saludable, que además asegura que los profesionales contentos elevan hasta 33% su energía y dinamismo, lo que se traduce en una mayor productividad y eficiencia laboral.

En este sentido, generar un ambiente de felicidad en las empresas se está convirtiendo en una necesidad. Pero, ¿cómo lograr ese clima laboral cuando entendemos el concepto de alegría como algo subjetivo? Aquí es donde aparece el Feel Good Management, la práctica que comenzó en Alemania y que está permitiendo que los colaboradores se desarrollen en un entorno saludable.

Desde hace unos años, las empresas alemanas han mostrado un gran interés por el bienestar de sus colaboradores, al grado de designar a una persona como la encargada de mantener el clima organizacional en orden. La figura del Feel Good Manager se ha vuelto imprescindible en las compañías germanas, principalmente en las startups, pequeñas tecnológicas que están revolucionando la forma de trabajar. Sin embargo, esta práctica todavía es nueva, en el país europeo: apenas hay 20 especialistas que dedican su día a hacer felices a los demás.

Desde luego en México no es una práctica común, de hecho apenas comienza a popularizarse en el sector empresarial, pero se le augura un gran futuro. El Informe Mundial de la Felicidad 2016 –en el que se miden factores que generan un estado agradable en las personas, tales como la influencia de la familia, el trabajo y los amigos–, nuestro país se encuentra en la posición 14 de la lista, que es liderada por Dinamarca, Suiza e Islandia.

Y aunque México no se encuentra en los últimos lugares, el estudio reveló que la nación azteca es la que más efectos negativos presentó en todo el mundo, es decir, que experimenta más emociones de desdicha. Sin embargo, contrario al discurso en donde se dice que la felicidad va de la mano del éxito empresarial, en nuestro país esto no ha impedido la creación de compañías fructíferas.

Pero, ¿qué pasaría si los empleados mexicanos fuéramos más felices? Shawn Achor, autor del libro “The Happiness Advantage”, sostiene que los empleados felices tienen mayores niveles de productividad, venden más, actúan mejor en posiciones de liderazgo y alcanzan mayores niveles salariales. Entonces, ¿por qué las compañías se resisten a generar estrategias que eleven los niveles de alegría en los colaboradores?

Claramente hay mucho camino por recorrer en México, los CEOs deben entender que la felicidad va más allá de generar un retorno de inversión; no obstante, investigadores como Fred Luthans han demostrado que ofrecer recursos para elevar la esperanza, el optimismo, la confianza y la resilencia a través de pequeñas intervenciones como la capacitación continua, la alineación de las metas del talento y de la empresa, y la transformación de las estrategias de negocio, pueden generar un 2% más de ganancias anuales en la organización.

¿Cómo mejorar el clima laboral?

Lograr un clima organizacional saludable no es fácil: hacer compras para que no falte nada en la empresa, ordenar las oficinas, generar dinámicas de integración e intervenir con soluciones innovadoras cuando se suscite algún problema, son algunas de las funciones del Feel Good Manager.

Pero estimular a los trabajadores va más allá de esto, los profesionales en hacer felices a los demás se tienen que enfrentar a un entorno social y económico impredecible y, sin importar el exterior, luchar para mantener siempre un contexto agradable y productivo.

La práctica para mejorar el clima laboral sí debe lograr que los empleados se “pongan la camiseta”, se apropien de objetivos laborales y vayan siempre más allá de lo que les exige su responsabilidad. Sin embargo, dar premios o reconocimientos a discreción no es la mejor manera de generar el compromiso. La clave está en generar una estrategia que refuerce los valores de la compañía y que involucre a todos los eslabones de la misma.

Pese a que es una práctica nueva, el Barómetro Edenred-Ipsos 2016 expone que en empresas donde el Feel Good Management se ha implementado adecuadamente, 7 de cada 10 colaboradores tienen un ánimo positivo respecto al clima organizacional de su trabajo, lo que eleva su compromiso con la compañía.

El estudio demuestra que la suma de un entorno laboral agradable, el agradecimiento por parte de los empleados al contar con oportunidades de crecimiento personal y profesional, así como la emoción que éstos muestran por pertenecer a un gran equipo de trabajo, es la finalidad del Feel Good Management.

La importancia de un buen clima laboral

Expertos en el desarrollo de un buen clima organizacional en la empresa aseveran que con cosas tan simples como poner fruta en el comedor, organizar clases fitness e inaugurar un pequeño cuarto de siestas, se podría implementar el Feel Good Management

Pero, ¿cuáles son los beneficios? A continuación algunas razones que te convencerán de que esta práctica va a revolucionar la forma de hacer las cosas en tu compañía:

  1. Creatividad e innovación. Este par de elementos son fundamentales en todo negocio, ya que permiten desarrollar procesos, servicios y productos altamente competitivos. Es importante impulsar a tus colaboradores para que desarrollen ambas habilidades a través del crecimiento personal y profesional.

  2. Felicidad y motivación. Una manera de empezar a generar un clima laboral saludable es ofrecer espacios de trabajo coloridos, innovadores y tecnológicos. No hay nada mejor que desenvolverse en un ambiente donde puedes escuchar música unos minutos antes de una pesada reunión de trabajo.

  3. Lealtad y trabajo en equipo. La unión hace la fuerza, las actividades en conjunto siempre generan resultados con mayor valor, siempre y cuando cada uno de los integrantes del equipo se sienta valorado y satisfecho con su participación en determinado proyecto.

Adoptar el Feel Good Management en tu compañía fortalecerá la cultura empresarial, mejorará tus finanzas y te permitirá colocarte como una empresa altamente competitiva. Tener empleados felices nunca había sido tan necesario, es momento de dejar de contratar máquinas y apostar por seres humanos. Lo mejor que puedes hacer como líder es caminar junto a tus colaboradores, ofrecerles las herramientas necesarias para trabajar y alcanzar las metas en conjunto.

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
  11. 11