¿Por qué es importante salir temprano de la oficina?

oficina, recursos humanos

Más que una regla de las empresas, establecer horarios laborales se vuelve imprescindible si lo que se busca es tener un equipo de trabajo productivo, sin estrés y motivado. Salir temprano de la oficina es mucho más que un capricho o un acto de rebeldía: es una premisa para el bienestar físico y emocional de cualquier persona.

A pesar de que en los países de Latinoamérica el capital humano aún está acostumbrado a trabajar más de 8 horas por día, las nuevas generaciones están cambiando este panorama. Tal es el caso de los millennials, aquellos jóvenes que actualmente tienen entre 20 y 36 años, quienes se han encargado de destruir esquemas tradicionales para optar por horarios flexibles y home office (trabajar en casa).

Y aunque para algunos el salir a tiempo –porque se cumple con el horario establecido– es sinónimo de falta de interés e irresponsabilidad, la realidad es que el trabajar un máximo de 8 horas aumenta la productividad y la creatividad, a la par que elimina la apatía, el mal humor y el estrés generado por tratar de satisfacer a los líderes.

Pero, ¿cómo está Latinoamérica en este tema respecto a otros países alrededor del mundo? Un estudio realizado por la firma de voz por protocolo de Internet GetVoip, revela que los mexicanos pasan 48.8 horas a la semana trabajando, y sólo por encima se encuentran los empleados en Hong Kong y Turquía, quienes se desempeñan 49 y 51.2 horas, respectivamente.

En contraste, el país de la región en el que menos se trabaja es Brasil, donde los colaboradores se desempeñan 43.5 horas a la semana. Mientras que Dinamarca encabeza la lista de los países donde menos se labora con 38.3 horas semanales, seguido de Países Bajos y Noruega, con 39.1 horas cada uno.

Razones para salir temprano

A continuación, las seis razones más importantes por las que sólo se debería cumplir con el horario laboral y salir temprano de la oficina:

  1. Mayor descanso. Esto se traduce en un alto nivel de productividad; trabajar más de nueve horas al día sólo provoca desgaste físico y emocional.

  2. Tiempo para ejercitarse. Los trabajadores se están acostumbrando a pasar más de 40 horas sentados y es conveniente que incorporen a su vida alguna actividad física que favorezca el buen funcionamiento del cuerpo.

  3. Tiempo para cocinar. Llegar tarde a casa implica que no haya tiempo, ni ganas para preparar comida, lo que obliga a comprar cualquier alimento; esto puede degenerar en enfermedades como la obesidad.

  4. Vida social. Salir tarde todos los días sólo genera cansancio y ganas de dormir, y el ser humano –social por naturaleza– necesita relacionarse con otros individuos fuera del ambiente laboral.

  5. Establecer límites. Quedarse a altas horas de la noche en la oficina no es sinónimo de mayor productividad. La mejor manera de quedar bien con los jefes es demostrando capacidades, no sobrepasar el horario de trabajo.

  6. Aprender a administrar el tiempo. Proponerse salir a una hora es una forma de obligarse a organizar las tareas para ser más eficiente y dejar de perder el tiempo.

Ante esto, los expertos recomiendan concentrarse en las horas de trabajo, alejarse de interrupciones y distracciones que solo retrasan el desarrollo de actividades. Así se asegura cumplir con las obligaciones sin quedarse hasta tarde en la oficina.

Beneficios del Feel Good Management para el Clima Laboral

laboral, clima organizacional, feel good management

Los trabajadores felices son hasta 88% más productivos que aquellos que mantienen una actitud negativa, según indica un estudio realizado por la consultora mexicana Crecimiento Saludable, que además asegura que los profesionales contentos elevan hasta 33% su energía y dinamismo, lo que se traduce en una mayor productividad y eficiencia laboral.

En este sentido, generar un ambiente de felicidad en las empresas se está convirtiendo en una necesidad. Pero, ¿cómo lograr ese clima laboral cuando entendemos el concepto de alegría como algo subjetivo? Aquí es donde aparece el Feel Good Management, la práctica que comenzó en Alemania y que está permitiendo que los colaboradores se desarrollen en un entorno saludable.

Desde hace unos años, las empresas alemanas han mostrado un gran interés por el bienestar de sus colaboradores, al grado de designar a una persona como la encargada de mantener el clima organizacional en orden. La figura del Feel Good Manager se ha vuelto imprescindible en las compañías germanas, principalmente en las startups, pequeñas tecnológicas que están revolucionando la forma de trabajar. Sin embargo, esta práctica todavía es nueva, en el país europeo: apenas hay 20 especialistas que dedican su día a hacer felices a los demás.

Desde luego en México no es una práctica común, de hecho apenas comienza a popularizarse en el sector empresarial, pero se le augura un gran futuro. El Informe Mundial de la Felicidad 2016 –en el que se miden factores que generan un estado agradable en las personas, tales como la influencia de la familia, el trabajo y los amigos–, nuestro país se encuentra en la posición 14 de la lista, que es liderada por Dinamarca, Suiza e Islandia.

Y aunque México no se encuentra en los últimos lugares, el estudio reveló que la nación azteca es la que más efectos negativos presentó en todo el mundo, es decir, que experimenta más emociones de desdicha. Sin embargo, contrario al discurso en donde se dice que la felicidad va de la mano del éxito empresarial, en nuestro país esto no ha impedido la creación de compañías fructíferas.

Pero, ¿qué pasaría si los empleados mexicanos fuéramos más felices? Shawn Achor, autor del libro “The Happiness Advantage”, sostiene que los empleados felices tienen mayores niveles de productividad, venden más, actúan mejor en posiciones de liderazgo y alcanzan mayores niveles salariales. Entonces, ¿por qué las compañías se resisten a generar estrategias que eleven los niveles de alegría en los colaboradores?

Claramente hay mucho camino por recorrer en México, los CEOs deben entender que la felicidad va más allá de generar un retorno de inversión; no obstante, investigadores como Fred Luthans han demostrado que ofrecer recursos para elevar la esperanza, el optimismo, la confianza y la resilencia a través de pequeñas intervenciones como la capacitación continua, la alineación de las metas del talento y de la empresa, y la transformación de las estrategias de negocio, pueden generar un 2% más de ganancias anuales en la organización.

¿Cómo mejorar el clima laboral?

Lograr un clima organizacional saludable no es fácil: hacer compras para que no falte nada en la empresa, ordenar las oficinas, generar dinámicas de integración e intervenir con soluciones innovadoras cuando se suscite algún problema, son algunas de las funciones del Feel Good Manager.

Pero estimular a los trabajadores va más allá de esto, los profesionales en hacer felices a los demás se tienen que enfrentar a un entorno social y económico impredecible y, sin importar el exterior, luchar para mantener siempre un contexto agradable y productivo.

La práctica para mejorar el clima laboral sí debe lograr que los empleados se “pongan la camiseta”, se apropien de objetivos laborales y vayan siempre más allá de lo que les exige su responsabilidad. Sin embargo, dar premios o reconocimientos a discreción no es la mejor manera de generar el compromiso. La clave está en generar una estrategia que refuerce los valores de la compañía y que involucre a todos los eslabones de la misma.

Pese a que es una práctica nueva, el Barómetro Edenred-Ipsos 2016 expone que en empresas donde el Feel Good Management se ha implementado adecuadamente, 7 de cada 10 colaboradores tienen un ánimo positivo respecto al clima organizacional de su trabajo, lo que eleva su compromiso con la compañía.

El estudio demuestra que la suma de un entorno laboral agradable, el agradecimiento por parte de los empleados al contar con oportunidades de crecimiento personal y profesional, así como la emoción que éstos muestran por pertenecer a un gran equipo de trabajo, es la finalidad del Feel Good Management.

La importancia de un buen clima laboral

Expertos en el desarrollo de un buen clima organizacional en la empresa aseveran que con cosas tan simples como poner fruta en el comedor, organizar clases fitness e inaugurar un pequeño cuarto de siestas, se podría implementar el Feel Good Management

Pero, ¿cuáles son los beneficios? A continuación algunas razones que te convencerán de que esta práctica va a revolucionar la forma de hacer las cosas en tu compañía:

  1. Creatividad e innovación. Este par de elementos son fundamentales en todo negocio, ya que permiten desarrollar procesos, servicios y productos altamente competitivos. Es importante impulsar a tus colaboradores para que desarrollen ambas habilidades a través del crecimiento personal y profesional.

  2. Felicidad y motivación. Una manera de empezar a generar un clima laboral saludable es ofrecer espacios de trabajo coloridos, innovadores y tecnológicos. No hay nada mejor que desenvolverse en un ambiente donde puedes escuchar música unos minutos antes de una pesada reunión de trabajo.

  3. Lealtad y trabajo en equipo. La unión hace la fuerza, las actividades en conjunto siempre generan resultados con mayor valor, siempre y cuando cada uno de los integrantes del equipo se sienta valorado y satisfecho con su participación en determinado proyecto.

Adoptar el Feel Good Management en tu compañía fortalecerá la cultura empresarial, mejorará tus finanzas y te permitirá colocarte como una empresa altamente competitiva. Tener empleados felices nunca había sido tan necesario, es momento de dejar de contratar máquinas y apostar por seres humanos. Lo mejor que puedes hacer como líder es caminar junto a tus colaboradores, ofrecerles las herramientas necesarias para trabajar y alcanzar las metas en conjunto.

Cómo Medir de Forma Efectiva el Clima Laboral

clima laboral

El buen funcionamiento de la empresa depende de la calidad del capital humano, por lo que de nada sirve tener un empleado frustrado o un jefe resentido que minimice los esfuerzos del equipo. Identificar a estos personajes y evitar complicaciones en la organización es posible, gracias a la realización de evaluaciones periódicas del clima laboral, lo que permite conocer el estado de ánimo de los empleados e, incluso, profundizar en problemas y encontrar una solución temprana.

Debido a la importancia de esta herramienta es recomendable contar con un software de recursos humanos -como PeopleCloud–  que permita medir el clima de la empresa a través de nueve factores:

  1. Trabajo de equipo. Si se busca evaluar las relaciones que existen en el equipo de trabajo, es importante conocer la opinión de los colaboradores respecto a su área laboral: ¿le gusta su trabajo actual? y ¿cómo se lleva con sus compañeros? Pueden ser buenas preguntas para arrancar el cuestionario.

  2. Liderazgo. El líder conocerá cuáles son las quejas y malentendidos, los aciertos y reconocimientos que se han estado suscitando en el equipo; la idea es analizar cada una de las respuestas y encontrar su origen. Posteriormente, acercarse a los integrantes y comprometerse a dar lo mejor de sí mismo.

  3. Motivación y satisfacción. Podemos conocer qué tan identificados se sienten los colaboradores con la empresa y, lo mejor de todo, es que a partir de esto se pueden crear estrategias para generar una mayor armonía en el lugar de trabajo, como salidas de campo, actividades de integración o algún convivio para socializar.

  4. Administración de RH. En este punto de la encuesta de clima laboral, el líder podrá identificar la calidad del capital humano: quiénes ingresan, cuál es su perfil profesional, si son o no capaces de cumplir los objetivos impuestos.

  5. Valores, cultura y orgullo. ¿Se siente orgulloso de pertenecer a la empresa? es el cuestionamiento que permite saber qué tan identificado está el empleado con la compañía, si los valores organizacionales se están transmitiendo adecuadamente y la forma en que se trata a la gente.

  6. Condiciones en el trabajo. El sentirse a gusto en un empleo también depende de la infraestructura; no es lo mismo desempeñarse en una pequeña habitación que se comparte con otros tres integrantes, a una oficina con escritorios propios. Hay que evaluar las condiciones en las que se encuentra el empleado y que tanto afectan o benefician a su productividad.

  7. Comunicación. La forma en que se transmiten los mensajes entre compañeros de trabajo, entre empleados y trabajadores y en cualquier aspecto de la empresa, es lo que vamos a descubrir en este punto de la encuesta de clima laboral.

  8. Organización. El rendimiento laboral de un trabajador está directamente ligado al entendimiento que éste tiene sobre su puesto de trabajo. Conocer sus actividades y el valor que éstas tienen para el crecimiento empresarial dará el empuje para que el colaborador de el 100% de su esfuerzo.

  9. Innovación y cambio. “Renovarse o morir”, un dicho que varias empresas han tenido que adoptar cuando de reestructurar se trata. Los empleados no se quedan en una empresa que no los permita pensar, aportar ideas ni desarrollarse. Conoce qué tanto suscitas los cambios en la organización y cuál es la repercusión en tu equipo.

Medir el clima laboral permite que la organización adquiera una perspectiva fresca y diferente, que conozca al talento y sus necesidades. Debe quedar claro que una empresa funciona mejor cuando todos los integrantes se sienten a gusto con lo que ésta les ofrece. Además, hay que aprovechar la tecnología que da resultados precisos y simples de analizar.